Mujeres del mundo rural revivieron ayer la tradición de las águedas adelantándose a la fiesta, el próximo 5 de febrero, para garantizar mayor participación durante el fin de semana.